LUNCH BOX sandwich de jamón serrano

Luch box o caja de almuerzo, o comida en tupper.
Es una gran idea para poner la comida a los niños ahora que en muchos coles dejan llevar tu propia comida.
O simplemente para una salida al campo o para una merienda ligera en el parque.
Lo ideal es que contengan cuatro tipos de alimentos, hidratos de carbono, proneinas, vegetales y frutas.
También puedes hacer una Lunch box especial y poner alguna chuche.




INGREDIENTES:

* Pan de molde integral
* Canónigos
* Pasas
* Piñones
* Soja
* Sandía
* Tomates cherry
* Jamón serrano


PREPARACIÓN:

Sólo tienes que preparar el sandwich a tu gusto, con o sin aceite, o si lo prefieres pon queso.
También puedes sustituir la fruta por melón o por otra que te guste más, y en lugar de tomates, zanahoria.
Se trata de variar los componentes de tu Lunch box.

-----<<<OOO>>>-----

¿POR QUÉ TE SIENTA BIEN ESTA RECETA?

- El pan integral:
Al ser integral tiene más fibra, proteínas y vitaminas que el pan blanco.
Es un alimento básico de nuestra dieta ya que es fuente importante de hidratos de carbono, fibra, vitaminas del grupo B y minerales.
Los hidratos de carbono son necesarios en nuestra dieta, ya que son la principal fuente de energía de nuestro
organismo en general, y del cerebro y del sistema nervioso en particular. Además, contribuyen al mantenimiento de la actividad muscular e influyen en la temperatura corporal, en la tensión arterial, y en el buen funcionamiento del intestino.
Es rico en fibra, sobre todo los integrales. Su consumo aporta numerosos beneficios a la salud al haberse
demostrado la relación entre el consumo de fibra y una menor prevalencia de enfermedades como la diabetes y la hipocolesterolemia, además de su papel como regulador intestinal.
El pan aporta vitaminas, especialmente del grupo B, que nuestro cuerpo solo es capaz de almacenar en pequeñas cantidades.
La harina de trigo apenas contiene grasa, por lo tanto el contenido graso del pan es insignificante; únicamente es de un gramo por cada cien gramos de pan, por lo que es idóneo para aportar a nuestra dieta los hidratos de carbono que necesitamos.

- Las pasas:
Son ante todo una gran fuente de energía, ya que contienen altas dosis de hidratos de carbono. Por este motivo es muy recomendable su consumo en deportistas y personas que mantienen una alta actividad. Debemos destacar su alto contenido en potasio, necesario para mantener un perfecto funcionamiento del organismo, ya que nos ayuda a eliminar líquidos del cuerpo.

- La sandía:
Contiene licopeno es un antioxidante muy reconocido para prevenir enfermedades del corazón, el betacaroteno que contienen las sandías produzce vitamina A y disminuye la infección que tienes. Si no tienes, pues no está demás comer sandía para prevenir infecciones. Es 92 por ciento agua en su contenido, es decir te quita la sed y lo hace con honores. Es buena para evitar el mal aliento. Mejora el dolor de garganta. Limpia los riñones y la sangre. Aconsejable para quienes padecen de gota, artritis, reuma y ciática por ser su jugo mineralizante que ayuda a eliminar los ácidos acumulados en el organismo limpiando la sangre y los tejidos de impurezas.

- El tomate:
El tomate es un alimento necesario para una buena conservación de la salud.
Es una verdura rica en agua, carbohidratos, fibra, vitaminas A, C, B3 y E y sus sales minerales más abundantes son el potasio, magnesio, fósforo y pequeñas cantidades de calcio.
Se debe comer a diario crudo en ensaladas o triturado con pan. También se puede consumir asado, guisado o a la plancha. Disminuye los niveles de colesterol totales y LDL con lo cual nos protege contra la aterosclerosis y las cardiopatías.

- Los canonigos:
Tienen un buen contenido de vitaminas A, C, B6 y E, además de carotenos, ácido fólico, fósforo, hierro y potasio, entre otros nutrientes. Son digestivos y a la vez depurativos. Sirven para inconvenientes renales y también para limpiar la sangre. Son muy buenos para la vista en general, además de ayudar a las anemias por su contenido de hierro. También favorecen el fortalecimiento de huesos, cabello, dientes y uñas en general.

-Los piñones:
Son muy calóricos, energéticos, poseen una buena cantidad de proteínas y, además, también contienen ácidos grasos esenciales como lo son los omega 3 y 6. A su vez, cuentan con minerales tales como hierro, magnesio y potasio. Su contenido de ácidos grasos de calidad (mono y poliinsaturados), son indicados para ayudar a reducir los niveles de colesterol malo y subir los del bueno. El ácido pinoleico que contiene libera hormonas supresoras del hambre. Si tenemos menos hambre, comemos menos y adelgazamos.

- El jamón serrano:
Reduce el colesterol, contribuye a disminuir la presión arterial, minimiza las posibilidades de sufrir trombos y aporta vitamina E al organismo, que tiene fuerte acción antioxidante. Sus grasas, según se ha demostrado en rigurosos estudios científicos, producen un efecto beneficioso sobre el colesterol en sangre, propiciando un incremento de la tasa del colesterol beneficioso (HDL) y reduciendo la tasa del colesterol perjudicial (LDL). Sólo el aceite de oliva virgen tiene un contenido de ácido oléico superior. 100 gramos de jamón
contienen 43 gr de proteínas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario