HUMUS (Árabe)

El Hummus es un plato de origen árabe, cuyo nombre completo es "Hummus wa tahina", que en ese idioma significa "garbanzos y pasta de sésamo", puedes comerlo encima de pan tostado, o mojar tortillas de maiz, tiernas o tostadas previamente, en un bocadillo. Lo pongas donde lo pongas está para chuparse los dedos ¡nunca mejor dicho!





Una variante es añadirles aceitunas negras.


INGREDIENTES:

* Medio kilo de garbanzos hervidos y listos para procesar,
* dos dientes de ajo,
* aceite de oliva,
* sal y pimienta a gusto,
* una pizca de comino,
* tres cucharadas de salsa de sésamo (tahina),
* zumo de uno o medio limón (según gusto),
* pimentón y perejil (para decorar)


PREPARACIÓN:

1. Primero trituras los garbanzos -procura que estén bien tiernos- junto a los ajos, el aceite de oliva (una cucharada bastará) y el zumo de limón.

2. Una vez que la pasta ha quedado lisa y sin grumos, añades la salsa de sésamo (que puedes conseguirla en cualquier casa especializada de productos naturales e incluso en muchos supermercados), el comino, la sal y la pimienta.

3. Pones en un bol, espolvoreas con pimentón dulce y decoras con hojas de perejil.

-----<<<OOO>>>-----

¿POR QUÉ TE SIENTA BIEN ESTA RECETA?

- Los garbanzos:
Los consumidores no pueden explicar el estado de bienestar que les provoca el consumir este tipo de alimento. La causa de esta sensación es que los garbanzos contienen un aminoácido conocido como triptofen que en buena cantidad le provee al organismo de serotonina, una sustancia muy benefactora, ya que además de todas las propiedades que posee esta legumbre, satisface con excelentemente el apetito, colabora con el organismo y ayuda a dormir y descansar mucho mejor. La fibra dietética de los garbanzos también aumenta el peso y en el tamaño de las heces y las ablanda, ayuda a fortalecer el intestino y a hacer más fácil el camino de las heces.

- El ajo:
Contiene numerosos compuestos que contienen azufre que activan las enzimas hepáticas responsables de la eliminación de las toxinas del cuerpo. Junto con la cebolla, también contiene alicina y selenio, dos poderosos nutrientes que ayudan a proteger al hígado del daño tóxico, y ayudan en el proceso de desintoxicación.
Mejora el sistema inmunológico del organismo, incrementando las defensas del organismo, y mejorando así nuestra respuesta a virus y bacterias.
Tiene propiedades antibacteriales, antivirales y antimicóticos. Actúa como Antibiótico y antimicrobiano sobre hongos y bacterias. Su poder bactericida en el conducto intestinal es selectivo por lo que a diferencia de los antibióticos sintéticos, regula la flora intestinal y no la destruye, ya que sólo actúa sobre las bacterias patógenas. Porque sea natural no significa que podemos abusar de él. Lo recomendable es que se consuma de 1 a 2 ajos diarios y no más.

- El aceite de oliva:
Para que sea suficientemente beneficioso la dosis recomendada es de 40 gr día, de 2 a 3 cucharadas.
En el aparato digestivo, actúa como protector frente al exceso de ácidos del estomago.
Mejora el PH del organismo aumentándolo, igualmente debido a la mejor absorción del calcio y del magnesio.

- El comino:
El comino es ampliamente utilizado en la medicina tradicional ayurvédica de la India para el tratamiento de la dispepsia y diarrea. Es una hierba astringente que se reconoce como un estimulante del apetito y ayuda a controlar la flatulencia.
El comino tiene actividad antiespasmódica y ayuda a menores con problemas digestivos. Semillas de comino se observó que sean ricos en minerales importantes como el calcio, magnesio, hierro y zinc, así como algunas de las vitaminas B.

- El sésamo:
Las semillas de sésamo poseen una cantidad elevada de proteínas, además de ser ricas en metionina, un aminoácido esencial. Las grasas que contiene son «grasas buenas», es decir, insaturadas. Éstas, junto a la también presente lecitina, convierten a las semillas en un alimento que contribuye a reducir los niveles de colesterol sanguíneo. Son ricas en minerales como el Calcio, en fibra, en Vitaminas del complejo B, proteínas y grasas poliinsaturadas. Son eficaces para disminuir el colesterol, retardar el envejecimiento, mantener el tono muscular, mejorar la circulación sanguínea, la osteoporosis, las enfermedades nerviosas y las alergias.

- El limón:
El limón es un gran eliminador de toxinas y un poderoso bactericida.
Posee vitamina C en abundancia que refuerza las defensas del organismo para evitar enfermedades, sobre todo de las vías respiratorias.
En cualquier parte del organismo donde se encuentren las toxinas, ya sea en la sangre, en los órganos, en los tejidos, el limón una vez ingerido acude para combatirlas disolviendo sus acumulaciones y expulsarlas.
omándolo en suficiente cantidad, en combinación con ensaladas silvestres es muy recomendable para matar toda clase de parásitos intestinales.

- El perejil:
Este humilde vegetal destaca por su riqueza en varios nutrientes:
Es una excelente fuente de vitamina C, un tercio de taza de perejil contiene tanta vitamina C como una naranja. Es rico en vitamina K importante para la coagulación y la salud ósea.
Es el vegetal verde más rico en betacaroteno, un importante antioxidante e imunoprotector.
Es una fuente excelente de calcio, una taza de perejil picado aporta la misma cantidad de dicho mineral que un vaso de leche, pero además, al aportar simultaneamente vitamina C y magnesio, la absorción del calcio mejora hasta 50 veces. Es una buena fuente de potasio.
Contiene más hierro que las carnes rojas. Es una buena fuente de fibra.
El perejil es una buena fuente de Boro, un mineral particularmente importante para combatir la menopausia y mantener alejada la osteoporosis. Además, el perejil es una de las mejores fuentes alimenticias de fluor, otro gran fortalecedor de los huesos. Por si fuera poco, hay que señalar que el perejil aporta cantidades importantes de clorofila, sustancia que otorga color verde a los vegetales y que tiene propiedades antisépticas.

- El pimentón:
El pimentón es un alimento rico en vitamina K ya que 100 g. de este condimento contienen 80,30 ug. de vitamina K. Este alimento también tiene una alta cantidad de vitamina B6, también es también uno de los alimentos con más vitamina B5. Su alto contenido en hierro hace que el pimentón ayude a evitar la anemia ferropénica o anemia por falta de hierro. Rico en potasio, ayuda a una buena circulación, regulando la presión arterial por lo que es un alimento beneficioso para personas que sufren hipertensión. El alto contenido en zinc del pimentón facilita a nuestro organismo la aslimilación y el almacenamiento de la insulina. El zinc que contiene este condimento, contribuye a la madurez sexual y ayuda en el proceso de crecimiento, además de ser beneficioso para el sistema inmunitario y la cicatrización de heridas y ayuda a metabolizar las proteínas. Al tener mucha vitamina A o niacina, el pimentón previene enfermedades en los ojos, fortalece el sistema inmunitario y tiene propiedades anticancerosas. También por su alto contenido de vitamina A, este condimento también favorece el buen estado de la piel y de las mucosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario