ESTOFADO DE PESCADO VENECIA.

Este plato puedes tomarlo tanto en invierno como en verano, en fuentes pequeñas o de barro pueder resultar un buen aperitivo, ¡de los de mojar pan!





INGREDIENTES:

* 2 dientes de ajo, machacados
* 2 pizcas de chile seco
* 12 mejillones, revisen y limpien
* 1 filete de lubina sin piel y cortado en tres
* 1 pequeño halibut filete sin piel y cortado en tres
* 1 filete de rape pequeño, cortado en tres
* Langostinos crudos 100g
* 1 calamar, limpio, preparado y cortado en anillos
* 1 copa de vino blanco pequeño
* Tomate triturado, 100ml
* 5 tomates cherry, cortados por la mitad
* 1 bulbo de hinojo pequeño, cortado en finas tiras para decorar


PREPARACIÓN:

1. Caliente una sartén amplia grande y vierta un chorrito de aceite de oliva.

2. Agregue el ajo y el hinojo picado y cocine hasta ablandardo, pero que no cambie de color.

3. Añadir los mejillones a continuación, añadir el vino y tapar y cocinar durante unos minutos hasta que los mejillones se abran y estén cocidos, retirar de la sartén y deseche los mejillones que no se han abierto.

4. Añadir el tomate triturado a la sartén, remover bien y llevar a fuego lento, agregue el chile seco.

5. Dejar cocer suavemente durante 10 a 15 minutos, hasta que el líquido se ha reducido un poco.

6. Añadir el pescado y los calamares a continuación.

7. Cocine a fuego lento durante unos 5 minutos o hasta que el pescado y los camarones se cuezan totalmente.

8. Volver los mejillones de nuevo a la sartén y añadir los trozos de tomate cherry y luego caliente.

9. Justo antes de servir, esparcir el hinojo.

-----<<<OOO>>>-----

  ¿POR QUÉ TE SIENTA BIEN ESTA RECETA?

- El ajo:
Contiene numerosos compuestos que contienen azufre que activan las enzimas hepáticas responsables de la eliminación de las toxinas del cuerpo. Junto con la cebolla, también contiene alicina y selenio, dos poderosos nutrientes que ayudan a proteger al hígado del daño tóxico, y ayudan en el proceso de desintoxicación.
Mejora el sistema inmunológico del organismo, incrementando las defensas del organismo, y mejorando así nuestra respuesta a virus y bacterias.
Tiene propiedades antibacteriales, antivirales y antimicóticos. Actúa como Antibiótico y antimicrobiano sobre hongos y bacterias. Su poder bactericida en el conducto intestinal es selectivo por lo que a diferencia de los antibióticos sintéticos, regula la flora intestinal y no la destruye, ya que sólo actúa sobre las bacterias patógenas. Porque sea natural no significa que podemos abusar de él. Lo recomendable es que se consuma de 1 a 2 ajos diarios y no más.

- El chile seco:
El consumo del chile en cantidades razonables ayudaría a mejorar la circulación sanguinea, ya que es un excelente anticoagulante. También ayuda a la digestión y hace que te sientas saciado por más tiempo.

- Los mejillones:
Son una buena fuente de proteínas marinas de alta calidad necesarias para mantener alimentadas nuestras fibras musculares y conseguir, en el caso de los deportistas, un buen desarrollo muscular. Es destacable su alto contenido en yodo, un mineral necesario para el buen funcionamiento del metabolismo, ya que es importante que mantengamos en buenas condiciones la glándula tiroides, reguladora del metabolismo. Pero además nos brinda grandes dosis de hierro, concretamente contiene 4,5 gramos por cada 100, más que muchas carnes consideradas ricas en este mineral.

- La Lubina:
La lubina, al ser un alimento rico en fósforo, ayuda a mantener nuestros huesos y dientes sanos así como una piel equilibrada ya que ayuda a mantener su PH natural. Por su alto contenido en fósforo este pescado ayuda a tener una mayor resistencia física. Este mineral, contribuye también a mejorar las funciones biológicas del cerebro.

- El Halibut o Fletán:
Es un pescado blanco del grupo de alimentos que también son conocidos con el nombre de pescados magros, lo que significa que su contenido en grasas es realmente bajo. De hecho, 100 gramos de fletán aportan 1,9 grasas y sólo 100 calorías. Es sumamente rico en proteínas de alto valor biológico, aportando 21,5 gramos de proteínas de buena calidad. Respecto a su contenido en vitaminas aporta vitamina E y diferentes nutrientes del complejo de vitaminas del grupo B, como la vitamina B3, B6 y B9 (la popularmente conocida como ácido fólico).

- Los langostinos:
El consumo de langostino aportará colesterol a nuestro organismo, requerido tanto en tejidos corporales -hígado, médula espinal, páncreas y cerebro- como en el plasma sanguíneo, siendo esencial para crear la membrana plasmática que regula la entrada y salida de sustancias a través de las células. Ojo si tienes colesterol. Por su relevante aporte de proteínas, el langostino es idóneo para el adecuado crecimiento y desarrollo del organismo. Por su contenido en selenio, el langostino refuerza la protección contra enfermedades cardiovasculares a la vez que estimula el sistema inmunológico. Al tratarse de un alimento rico en magnesio, contribuye a mejorar tanto el tono muscular como el neuronal, favoreciendo la transmisión de los impulsos nerviosos, y la contracción y relajación de los músculos. Como consecuencia de los niveles de calcio que presenta, el langostino contribuye al fortalecimiento de huesos, dientes y encías, y favorece la adecuada coagulación de la sangre, previniendo enfermedades cardiovasculares, ya que el calcio ayuda a disminuir los niveles de colesterol en sangre.

- El calamar:
Ayuda al cuerpo a absorber y utilizar el hierro por su contenido en cobre. Reduce la inflamación gracias al selenio. Los estudios han demostrado que los individuos con artritis reumatoide tienen niveles bajos de selenio en su sangre. Ayuda a mantener la piel sana, músculos, cabello y uñas por su contenido en proteínas. Ayuda a aliviar los dolores de cabeza de migraña gracias a su contenido de vitamina B2. Fortalece los huesos y los dientes debido a su contenido en fósforo que ayuda al calcio en la formación de huesos y dientes. Su alto contenido de vitamina B12 ayuda a reducir el riesgo de enfermedades del corazón. Relaja los nervios y los músculos por su contenido de magnesio. Ayuda a reducir los niveles de presión sanguínea debido a que es un alimento rico en potasio.

- Vino:
Agilidad mental. Para tu cerebro, parece que es mucho mejor beber vino que abstenerse de hacerlo. Así lo prueban cerca de 70 estudios científicos. Antigrasa. El consumo de vino activa al gen SIRT1, que impide la formación de nuevas células de grasa y ayuda a movilizar las ya existentes. Dientes sanos. Tanto el vino blanco como el vino tinto evitan la caída de los dientes, de acuerdo con una reciente investigación italiana. Gabriella Gazzan.

- El tomate:
El tomate es un alimento necesario para una buena conservación de la salud.
Es una verdura rica en agua, carbohidratos, fibra, vitaminas A, C, B3 y E y sus sales minerales más abundantes son el potasio, magnesio, fósforo y pequeñas cantidades de calcio.
Se debe comer a diario crudo en ensaladas o triturado con pan. También se puede consumir asado, guisado o a la plancha. Disminuye los niveles de colesterol totales y LDL con lo cual nos protege contra la aterosclerosis y las cardiopatías.

- El Hinojo:

Es un buen desinflamatorio intestinal, por lo que es bueno para tratar la inflamación del vientre y contra flatulencia. Contiene vitamina B3 y provitamina A, Vitamina B6, Ácido fólico (Vitamina B9), vitamina C y minerales como el fósforo, potasio, hierro, magnesio y calcio entre otros. el cual es fundamental para la salud del sistema nervioso. Regular la función hepática, mejorando su metabolismo.



 PASSIONE PER CUCINA

No hay comentarios:

Publicar un comentario